viernes, 4 de septiembre de 2009

DECLARACION DE GUERRA CONTRA LOS EXPLOTADORES DE LA ESPIRITUALIDAD AMERINDIA

DECLARACION DE GUERRA CONTRA LOS EXPLOTADORES DE LA ESPIRITUALIDAD LAKOTA(*)

Considerando que, nosotros los organizadores de una serie de debates sobre la corrupción y la explotación de la espiritualidad lakota (sioux);

Considerando que nosotros en calidad de representantes de los jefes espirituales oficiales, reconocidos por la tradición y los principales defensores del pueblo lakota;

Considerando que hemos sufrido durante largo tiempo la innombrable indignidad de ver nuestros ritos y practicas espirituales lakotas las mas preciosas profanadas, ridiculizadas y maltratadas por no-amerindios (“quienes sueñan ser amerindios”), charlatanes, sectarios, aprovechadores e individuos por quienes se proclaman “chamanes de la Nueva Era” y sus discípulos;

Considerando que han corrompido a nuestra preciosa pipa sagrada vendiendo pipas marca “pipestone” (turísticas y sin ningún valor sagrado) en mercados de pulgas, en asambleas que imitan nuestras reuniones tradicionales y en boutiques “Nueva Era” de venta minorista;

Considerando que sociedades pseudo-religiosas han sido creadas con el solo objetivo de timar a gente profana haciéndole pagar por participar en “logias de sudación” ficticias y en falsas “búsquedas de la visión”;

Considerando que charlatanes y jefes de sectas organizan “danzas del Sol” sacrílegas para no-amerindios, promoviendo imitaciones abominables y obscenas de los ritos sagrados de la Danza del Sol lakota;

Considerando que los no-amerindios se han organizado, según su propio criterio, en “tribus”, atribuyéndose “nombres amerindios” innegablemente imaginarios con el objeto de llegar a apropiarse de todas nuestras tradiciones lakotas y comercializarlas;

Considerando que en las universidades y otros establecimientos de enseñanza superior, los profesores y estudiantes participan en pseudo-programas de enseñanza de “chamanismo” en el cuadro de nuevas disciplinas que institucionalizan la imitación sacrílega de nuestras prácticas espirituales;

Considerando que charlatanes no-amerindios e “individuos que sueñan ser amerindios” difunden libros y artículos que preconizan la colonización sistemática de nuestra espiritualidad lakota;

Considerando que la industria de la televisión y del cinema continua saturando los circuitos de diversión mediática con filmes sensacionales y de mal gusto, los que dan una visión grosera y deformada de la espiritualidad lakota, cuyo objeto es reforzar los estereotipos negativos de los pueblos amerindios tristemente anclados en el gran público y que lesiona gravemente al amor-propio de nuestros hijos e hijas;

Considerando que individuos y grupos pertenecientes al “Movimiento Nueva Era” (New Age), al “Movimiento de los Hombres” y a sectas “neo-paganas”, quienes participan en “talleres de chamanismo”, han explotado nuestras tradiciones espirituales lakotas imitando nuestras costumbres rituales y asociando estas grotescas parodias a prácticas ocultas no amerindias, lo que ha dado lugar a un podrido pseudo-religioso, nocivo e injuriante;

Considerando que el crecimiento exponencial de la explotación de nuestras tradiciones espirituales lakotas nos obliga a tomar medidas inmediatas para defender nuestra preciosa espiritualidad lakota contra el desarrollo de este proceso de contaminación, de profanación y de corrupción;

Resolvemos lo siguiente:

Por la presente, declaramos en adelante la guerra a todos aquellos que persistieran en explotar, en maltratar y en deformar la imagen de las tradiciones sagradas y las practicas espirituales de nuestros pueblos lakota, dakota y nakota.

Llamamos a todos nuestros hermanos y hermanas lakotas, dakotas y nakotas de las reservas y comunidades tradicionales de los Estados Unidos de América y del Canadá, para demandarles que resistan activamente y que clamen en voz alta y fuerte su oposición a esta toma de control alarmante de nuestras tradiciones sagradas y a su sistemática destrucción.

Comprometemos a nuestro pueblo a asociarse con los miembros de su tribu que viven en zona urbana para poner en evidencia los ataques dirigidos contra nuestras sagradas tradiciones y para luchar contra estos recurriendo a toda táctica necesaria y suficiente (manifestaciones, boicot, conferencias de prensa, método de intervención directa, etc.).

Exhortamos particularmente a todos los Lakotas, Dakotas y Nakotas a tomar medidas para impedir a que hermanos y hermanas nuestros participen activamente en esta profanación dando a los extraños los medios de corromper a nuestros ritos sagrados y a nuestras prácticas espirituales; todos sabemos que hay desgraciadamente ciertos entre nosotros [sobre todo los occidentalizados] que prostituyen nuestras sagradas costumbres en un interés puramente individual y egoísta, sin consideración por el bienestar espiritual de sus pueblos.

Afirmamos categóricamente nuestra intolerancia absoluta respecto a todo individuo salido de nuestras comunidades que se erige de “chaman para los hombres blancos” a fin de “autorizar” a los no-amerindios a apropiarse de nuestras costumbres rituales; todos estos “chamanes de pacotilla” son los enemigos de los pueblos lakota, dakota y nakota.

Exhortamos a todos los miembros de las comunidades tradicionales, a todos los jefes tribales, a todos los consejos que dirigen las otras naciones amerindias así como al conjunto de asociaciones amerindias nacionales e internacionales a unirse a nosotros, para poner inmediatamente un término a la explotación endémica de las tradiciones sagradas de todos los pueblos amerindios, denunciando estas desviaciones en sus declaraciones oficiales; decimos esto porque los pueblos Lakota, Dakota y Nakota no son los únicos pueblos amerindios cuyas practicas espirituales son sistemáticamente profanadas por los no-amerindios y occidentalizados.

Llamamos a todos nuestros hermanos y hermanas amerindios a tomar su primer deber que les corresponde como tales, comprometerse resuelta y osadamente en la campaña de llevamos actualmente para poner fin a la destrucción de nuestras sagradas tradiciones y preservar la pureza de nuestras preciosas tradiciones para las generaciones futuras, para que nuestros hijos e hijas, y los hijos e hijas de ellos, sobrevivan y prosperen según las costumbres sagradas asignadas por el Gran Misterio a cada uno de nuestros pueblos.

(Documento publicado en la revista semestral de estudios tradicionales Serpiente Emplumada, Año 2, No. 1, 21 de Junio 2008, Solsticio de Invierno Austral, Lima-Perú, pp. 58-60).


(*) Esta declaración de guerra fue ratificada en junio de 1993 por los tres pueblos integrantes de la Nación Sioux (lakota, dakota y nakota); y ha sido publicada por Ward Churchill, de la Nación Creek en su libro Indians Are Us ?: Culture and Genocide in Native North America, Monroe, Common Courage Press, 1994, capitulo 12. [Esta es una traducción de Intisunqu Waman para la revista Serpiente Emplumada (Nota del Director)].

2 comentarios:

  1. Gracias por publicar esta declaración. Considero de vital importancia este llamado.

    ResponderEliminar
  2. los pueblos libres del mundo estan con el pueblo hermanos Lakota, desde Venezuela el mas grande apoyo a mi hermano de la nacion Sioux.La espada de Bolivar recore la America para dar libertad.

    ResponderEliminar